en 1936 las tropas africanas con ayuda de la aviación

Aquel día se ponía fin a las operaciones militares, pero se empezaba un duro martirio para centenares de miles de asilados republicanos, de los que múltiples miles serían erradicados en campos de concentración nazis, como el de Mauthausen, con el absoluta cooperación de las autoridades franquistas que, interpeladas por el gobierno alemán sobre qué llevar a cabo con ellos, respondieron que «fuera de España no había españoles», declarando apátridas a cientos de republicanos españoles presos de los nazis tras la ocupación de Francia .

El destino no sería mejor para los combatientes republicanos presos del régimen franquista. En los primeros años, las ejecuciones sumarias de presos alcanzarían cantidades cada un año de múltiples millones, mucho más los que morirían en cárceles y centros de detención, privados de elementales cuidados sanitarios y malnutridos, lo que les sostendría demasiado desgastados y expuestos al contagio de todo género de anomalías de la salud. Las tráficas secuelas de la opresión de posguerra se extenderían a las familias, víctimas asimismo de la incautación de sus recursos, casas, tierras, etcétera. quedando frecuentemente en la pobreza mucho más absoluta.

Componentes a tener en consideración:

Primeramente, eran los primeros acompases de la guerra, en tanto que solo había pasado un mes desde el instante en que se causó la insurrección militar, con lo que aún quedaban unos meses a fin de que la guerra se «humanizara», puesto que los ánimos estaban caldeados en los dos bandos, produciéndose actos reprochables a los dos lados. Poniendo 2 ejemplos, las milicias revolucionarias detuvieron y asesinaron a 350 personas entre el 7 y el 13 de agosto, lo que ocasionó ánimos de venganza entre los reprimidos en el momento en que el Bando Nacional logró el control de la región. El otro ejemplo son los horribles hechos que perpetraban en la mayoría de los casos los soldados marroquíes de Yagüe, que saqueaban a los pueblos a su paso y cometían continuas violaciones.

Otro aspecto a tener en consideración es el encontronazo que el movimiento obrero había tenido en áreas despobladas pobres del país como Extremadura o Andalucía, lo que logró que varios sujetos correspondientes a sindicatos de trabajadores, partidos o sencillamente ideológicamente similares a la causa republicana fuesen susceptibles a la posterior opresión si bien no hubieran empuñado un arma a lo largo de las distintas reyertas. Lo que si es popular es que varios de los fusilados en Badajoz fueron personas a las que estaba con armas o campesinos y braceros que habían cogido un rifle para la defensa de las ciudades o pueblos.

Deja un comentario