el primer bombardero de la aviación militar española

La administración del presidente estadounidense, Joe Biden, tiene planeado soliciar al Congreso que apruebe la venta de 20.000 millones de dólares estadounidenses en aeroplanos de combate F-16 en Turquía, según un informe anunciado el viernes.

La venta «es mayor de lo que se espera» y también incluye 40 cazas F-16 y kits de modernización para 79 de los aeroplanos de guerra que están en posesión de Ankara, informó el períodico Wall Street Journal, citando a gobernantes anónimos familiarizados con el tema.

En el bloque “Sol y Moscas”, de nuestro asociado el Comandante del Y también.A. (Excedencia),  D. Manuel Parrilla Gil, hace aparición esta entrada, que forma un atrayente relato histórico de la  Aeronáutica Militar de españa, de la pluma de D. Carlos Alonso.

La Aeronáutica Militar, como arma aérea del Ejército de Tierra español, se funda de manera oficial en 1913 (año en que empieza su sendero marcando un jalón histórico, al hacer el primer b Historia bélica mundial , a lo largo de la Guerra de Marruecos) y alarga su vida hasta el estallido de la Guerra Civil, en el mes de julio de 1936. En ese instante se divide, en opinión común, en 2 bloques enfrentados: por una parte, las Fuerzas Aéreas de la República De españa (FARE), con unos efectivos de cerca de 200 aeroplanos y, por otra, la Aviación Nacional, con unos 90 aparatos.

aviación

De todos modos, no no cabe duda de que estos cambios de denominación tuvieron sitio de manera oficial en el seno del Ejército español, siendo la suya una división mucho más bien de hecho que de nombre. Existe quien mantiene que el acrónimo FARE es espurio, acuñado varios años tras los hechos, pero nosotros lo usaremos aquí por tranquilidad, ajeno de cualquier polémica.

Un Henri Farman como los que llegaron al aeródromo de Quatre Vents en Al comienzo, los aeroplanos no llevaban ningún género de identificación.

El Henri Farman modelo 1911 era bueno un producto de la tecnología aeronáutica de la temporada. Se podía confiar en que despegaría del suelo, merced a sus desprendidas superficies de sustentación. Otra cosa era maniobrarlo allí arriba, en tanto que su colosal extensión y poco peso le daba especificaciones aerodinámicas mucho más similares a una gigantesca estrella que a un avión que atraviesa los aires. Fue entre los primeros aparatos que adquirió la recién construída aviación militar de españa, en origen una sección de la unidad de globos y dirigibles (aerostación), al unísono encuadrada en la ilustrada arma de Ingenieros, que formaba el Ejército adjuntado con Infantería, Artillería y Caballería. Se instalaron los aeroplanos, hangares y también instructores, todo ello material francés, en el aeródromo de 4 Vientos, y comenzaron las prácticas (1).

Según un informe anunciado por La Ilustración De españa y De america el 15 de abril de 1911, solo había 2 Henri Farman en el campo de aviación, cerca de los que rondaban soldados, oficiales militares, múltiples civiles (indudablemente los instructores pilotos) y ciertas señoras, todos ellos con expresión seria. Un año después las cosas habían mejorado bastante, y se ha podido enseñar al público(2) una hilera de monoplanos (probablemente Bristol Prier) enfrentada a otra de biplanos Farman, diez aeroplanos en conjunto.

Deja un comentario