cuando se eligio el ingles en aviacion

Todos oímos o leído en algún momento la palabra SOS, letras que se escriben en una playa desierta tras un naufragio o emitidas mediante un telégrafo en código Morse en el momento en que se genera un incidente marítimo (ocasiones reiteradamente usadas como a base argumental de muchas películas de cine, por servirnos de un ejemplo). Si bien poseemos claro que son iniciales usadas a nivel internacional para efectuar una llamada de auxilio, quizás no sepamos cuál es su origen y cuándo se empleó esta señal por vez primera en el planeta de la navegación. Fue en 1909, en concreto el diez de junio, en el momento en que el barco ‘RMS Slavonia’ de la naviera Cunard envió por telegrafía la primera señal de auxilio de la historia al zozobrar en su ruta entre Palermo (Italia) y Novedosa York ( USA). Pero antes de contar esta historia de la que hace 110 años, observemos cuál es el origen de estas iniciales.

SOS es la señal de socorro mucho más usada a nivel internacional y tiene sus orígenes a inicios del siglo XX. Hasta 1906, la señal de auxilio que se empleaba en las transmisiones telegráficas en código Morse era ‘CQD’. Estas tres letras significan ‘Copy Quality’ (Prueba de Calidad), que es el código de llamada para todas y cada una de las estaciones de radio que trabajan en exactamente la misma banda, y ‘Distress’ (Inconvenientes). El 3 de noviembre de ese año, a lo largo de la Convención Radiotelegráfica En todo el mundo conmemorada en Berlín, con la existencia de 29 países, se decidió establecer las iniciales SOS como estándar, lo que se realizó efectivo desde el día 1 de julio de 1908. Pero, ¿qué concepto tienen estas tres letras?

«Abre las puertas de la cápsula, Hal»

La NASA logró volar a su primer asistente virtual en una misión lunar con el histórico vuelo Artemis I de la agencia espacial: una versión de Alexa de Amazon.

Si bien no recuerda precisamente a HAL 9000, el antagónico asistente de voz de «2001: A Space Odyssey», la resolución provocó multitud de comparaciones chistosas.

Preservar Convirtiendo

Con CO2Bio, LATAM se implica en el trabajo de una fundación con un enfoque diferente para hallar un cambio: la solución no es resguardar áreas inmensas realizando nada, esencialmente por el hecho de que no es ahí donde está el inconveniente.

Cataruben, en cambio, escogió impulsar un cambio importante en una escala que semeja menor pero no es así: en un ámbito en el que conviven mucho más de 2 mil especies y en el que hay cuando menos treinta conminadas, CO2Bio busca respaldar a los productores locales a fin de que logren repensar la manera de realizar las cosas, incorporando tecnología y un merced de conservación y también innovación que repercute en novedades productivas, de desarrollo y económicas.

Deja un comentario