cómo pagó franco la aviación de hitler

El político catalán, cofundador y líder de la Liga Regionalista, descrito por Romanones como ‘el más destacable político del siglo XX’, asistió a recaudar en el extranjero 410 millones de pesetas para financiar la revuelta de los militares golpistas. Además, acreditó o asistió a hallar créditos que lograron subir a 35 millones de dólares estadounidenses.

Àngel Viñas redacta que por el momento, toda referencia a las bases materiales iniciales del enfrentamiento debe partir de la constatación de que Mussolini se había puesto en compromiso a contribuir a la revuelta contra la República desde por lo menos marzo de 1934 De esta forma, el 1 de julio de 1936 maquinadores monárquicos suscribieron 4 contratos con la Società Idrovolant Alta Italia (SIAI) en los que se especificó la futura asistencia fascista.

Carta del general Franco que solicita asiste para Hitler

 « Excelencia,

Nuestro movimiento nacional y militar tiene por objeto la pelea contra la democracia corrupta en el este país y contra las fuerzas destructoras del comunismo, organizadas bajo el mando de Rusia. Me dejo dirigirme a V.Y también. con esta carta, que va a ser entregada por 2 señores alemanes, que distribuyen con nosotros los trágicos acontecimientos recientes. Todos y cada uno de los bonos españoles se decidieron firmemente a iniciar esta enorme pelea por el bien de España y Europa. Hay severas adversidades de transportar de manera rápida a la Península las bien comprobadas fuerzas militares de Marruecos, por carecer de lealtad de la Marina de Guerra De españa.

Cómic francobelga

Una gran parte de las proyectos que nos llegan desde el mercado francófono o están concebidas como proyectos de un único volumen o son series agrupadas en un solo integral. Tienen cabida toda clase de historias, géneros y estilos. Si bien quizás las que mucho más sobran son las proyectos de carácter histórico, las que acostumbran a ser mucho más atrayente y también originales aquellas en las que la personalidad caracteristica de los autores está mucho más presente, lo que verificará en la lista de las proyectos mucho más resaltadas que va a poder leer en continuación. Entre este género de proyectos cabe indicar proyectos de varios de los mejores autores del medio de bien difícil clasificación como Una carta para Yodo de Jim Bishop, Último fin de semana de Enero de Bastien Vivès, Boris, el niño patata, de Anne Simon , Jolgorio de Brecht Evens, Diosa de Aude Picault, Rosa de Gaëlle Geniller, Gentlemind de Juan Díaz Canales, Teresa Valero y Antonio Lapone, Elise y los nuevos partisanos de Jacques Tardi y Dominique Grange o Sin de Alfred. Aparte de los documentales y ensayos periodísticos Algas verdes de Inès Léraud y Pierre Van Hove; El planeta sin fin de Jean-Marc Jancovici y Christophe Blain; En el momento en que el trabajo aniquila de Arnaud Delalande, Grégory Mardon y Hube; El libro pequeño de la ecología de Herve Bourhis; Extinciones. El crepúsculo de las especies de Alejandro Franco y Jean Baptiste de Panafieu o Justicia y dignidad de Ferenc y Bast. También, tuvimos proyectos de ficción con mucha carga de demanda popular como Escucha, hermosa Márcia de Marcello Quintanilha, Pistas Falsas de Bruno Duhamel, creador del que asimismo pudimos leer Jamás El día D o La odisea de Hakim de Fabien Toulmé.

helicoptero

¡Tampoco se nos tienen la posibilidad de olvidar trabajos autobiográficos como La joven y el mar de Catherine Meurisse, Los estratos de Pénélope Bagieu o la indispensable Continuar dibujante de Coco, adjuntado con proyectos seminales del cómic como La Bestia está muerto! de Edmond-François Calvo, proyectos de medicina gráfica como Vivir asimismo es urgente de Baptiste Beaulieu y Dominique Mermaux o ensayos gráficos llenos de hermosura como La última comedia de Paolo Pinocchio de Lucas Varela, Grito nocturno de Borja González y El meteorito de Hodges de Fabien Roché. Mención aparte merece la excepcional Yerba de la coreana Keum Suk Gendry-Kim con una trayectoria muy relacionada al cómic francés que se convirtió en entre los cómics del año en todo el mundo.

Además de esto, tuvimos una aceptable cosecha de cómics históricos con la fuerte irrupción de una editorial como Cartem que nos ha traído proyectos que no ofrecen un viaje por distintas temporadas y sitios de la historia como El caballero de l unicornio de Stéphane Piatzszek y Guillermo González Escalada; La espada y la cruz y Mimbreños de Steffano Casini; Los cosacos de Hitler de Valérie Lemaire y Olivier Neuray; El exiliado de Erik Kriek o Noche negra en Brest de Bertrand Galic, Kris y Damien Cuvillier. Pero no fué la única editorial en llevarnos cómics de este género puesto que Regla aparte de la muy, muy interesante obra Blanco alrededor, donde de Wilfrid Lupano y Stéphane Fert nos narraba la pelea que las mujeres negras sostuvieron por los suyos derechos, asimismo nos propuso proyectos como Paco. Manos rojas de Velhmann y Sago; Mary Jane de Frank Le Gall y Damien Cuvillier; Rampokan de Peter van Dongen o Los ratones de Leningrado de Jean-Claude Van Rickeghem y Thomas Du Caju. Por su lado Ponent Mon nos ha traído Fourmies la Roja de Alex Inker, Poulbots de Patrick Prugne, Sosiega de Anne-Caroline Pandolfo y Terke Risbjerg y De pie los fallecidos, la especial aproximación de Frantz Duchazeau a la revolución zapatista. Además de esto, otras editoriales nos han brindado proyectos tan atrayentes como Los vivos (Garbuix) de Louise Moaty, Raphaël Meltz y Simon Roussin, La corte de los milagros (Yerm) de Stéphane Piatzszek y Julien Maffre, Entre las sombras. Matar a Hitler (Harper Collins), de Patrice Perna y Francisco Ruizge o El combate del siglo (Tengu) de Lucca Ferrase y Loulou Dedola.

LA COMUNIDAD CON MÁS CAMPOS EN RELACIÓN AL MEDIDO

Hasta diez campos de concentración hubo en Cantabria en la temporada franquista, lo que transforma a la red social a la que mucho más instala ciones de este género tuvo , según ha documentado el periodista Carlos Hernández, creador de los últimos españoles de Mauthausen, en su libro ‘Los campos de concentración de Franco’, que ha anunciado en múltiples oportunidades en Cantabria.

Y, en contraste a lo ocurrido en la mayoría del territorio nacional, parte importante de los campos cantabrios fueron libres por las tropas fascistas italianas.

La prisión de la Torre del Reloj en Jaca.

Volvemos al punto donde habíamos dejado a los hermanos Proust. Aquella mañana en Pablo, los dos no debieron conseguir la mejor vista viable, la localidad se encontraba ocupada por los soldados alemanes, con esvásticas por todos lados, o los llamados panzers. Se hace visible meditar que tras este despliegue se encontraba la cercanía de Pau, con la frontera de españa.

<p id="caption-attachment-2868" Hitler y Petain se dan la mano en París. el régimen colaboracionista se encontraba en marcha.

Deja un comentario