capitan de la aviacion retirado asesinado

Carmen Iglesias fué reelegida por el Pleno de académicos de la Real Academia de la Historia como directiva de la empresa. El resultado de la votación fue de 26 votos a favor, 1 en blanco y ningún voto en contra.

DETENIDO Y TORTURADO

-¿Cuándo y de qué manera fue detenido usted? Yo sabía que iba a caer. Lo intuía. Era todo kafkiano en ese periodo. Sabía que mi enorme amigo Alamiro Castillo se encontraba asilado en la embajada argentina. Y pasaba en mi turismo en frente de la embajada para poder ver si lo veía, para entender qué pasaba con él. Jamás lo vi. Pero asimismo sabía que Raúl Vergara se encontraba preso con otros oficiales que no eran golpistas. Y creía que yo asimismo caería detenido, más que nada por el inconveniente de la carta de Mario Jahn que jamás me lo tocaron, pero que se encontraba presente. Yo lo sabía. Ellos lo sabían.

Al final caí preso el 9 de octubre de 1973. Y como sabía que se hurtaban las actuaciones de la multitud que caía presa, yo afirmaba a Nelsa, mi mujer, que me dejase instantaneamente temprano y de qué forma ella era enfermera de la puesta del J.J. Aguirre, se fuera con él. De esta forma, si me detenían, ella se quedaba con el coche. Cada mañana nos íbamos por la Panamericana y veíamos en la esquina del Cementerio Metropolitano los cuerpos de los fallecidos. Yo sabía que era gente que mataban a la Escuela de Especialidades y después la tirarían allí. Pero a mí no me ocurría nada. Hasta el momento en que un día voy llegando a mi casa como a las diez de la noche y acercamiento un vehículo de la FACH que me está aguardando. Se baja un chófer de mi conjunto y me afirma: “Mi capitán, me envió a mi coronel Soler a procurarlo. Pero mencionó que antes que se fuera lo llamara por teléfono”. Llamé al coronel Soler en su casa. “Oiga capitán, ¿dónde se encuentra ahora mismo?, ¿en casa de su madre o en la suya en el centro?”. «Estoy en el centro, mi coronel». «Ahora mi capitán, por el hecho de que le deseo soliciar un favor, pero ¿no posee ningún inconveniente para venir hasta aquí?». «No, mi coronel, voy inmediatamente». “¿Pero está seguro?, por el hecho de que si no puede lo charlemos mañana”. «No, mi coronel si me precisa voy inmediatamente».

Dictan acusación por homicidio en dictadura de sargento de la fuerza aérea

Fuente :lanacion.cl, 3 de Marzo 2016

Deja un comentario