bombardeo por la aviacion en españa

En la Guerra Civil De españa se vivieron nuevos métodos bélicos. Entre ellos, la aviación adquirió un importancia definitivo. Una manera de usar la fuerza aérea consistió en el bombardeo indiscriminado y sistemático sobre la población civil. De este modo se transformó la retaguardia en frente de guerra y se vulneraron todos y cada uno de los tratados y convenios de todo el mundo que se firmaron al terminar la Primera Guerra Mundial. Giulio Douhet, general italiano, fue entre los primeros en teorizar sobre la participación de la aviación en los conflictos armados. En 1929, Douhet redacta: «La meta de la pelea bélica cambió: por el momento no es la fuerza del contrincante, es la resistencia ética de la nación oponente. Sobre ella van a caer los golpes mucho más excelentes se desencadenará una espantosa carrera hacia la matanza».

A fines de julio de 1936 Franco ahora tenía el acompañamiento del fascismo europeo, que fue esencial para hallar la victoria. En la guerra aérea Mussolini contribuyó con la Aviazione Legionaria y 764 aeroplanos. Hitler aportó a los militares que formaban una parte de la Legión Cóndor y 277 aeroplanos. El enfrentamiento español sirvió asimismo como campo de pruebas para las aviaciones italiana y alemana, que estaban construyendo armamento y tecnología aplicados a la efectividad destructora. 1

Me-109 de la aviación de los nacionales, primeros meses de 1939

Los alemanes mandaron un ecosistema aéreo terminado, que se instaló en la Península como el departamento español de el ejército del aire alemán. Los envíos de material fueron muy fluidos, amoldados a las pretensiones de cada instante, y bastante regulares. Los aeroplanos mandados eran de doce tipos básicos distintas: cazas monoplanos sólidos, cazas habituales biplanos, bombardeo en picado, ataque, bombardeo pesado, bombardeo veloz rápido, reconocimiento, transporte medio, hidroaviones, link, escuela e inclusive transporte VIP (como el avión de Queipo de Plano).

Cada tipo acostumbraba a integrar unos cuantos modelos, que el ejército del aire alemán sometió a la guerra de España para conseguir una selección darwinista de lo destacado. La categoría de caza sólido totalmente metálico se encontraba representada por el Me-109 (que ganó) y el He-212 (que perdió). En la categoría de bombardeo pesado, el He-111 se impuso al Ju-86, en la de reconocimiento y bombardeo rápido el Do-17 ganó al He-70, y de esta forma por el estilo.

No era un nudo comunicaciones

En el mes de noviembre de 1938, Cabra no tenía valor estratégico. No era un nudo comunicaciones. Se encontraba alejadísima de la frente y no estaban instaladas tropas del bando rebelado. Además de esto se se encontraba al comienzo del fin de la Guerra.

Antonio M. Arrabal: «Cabra no fue bombardeada por fallo, como revela el hecho de las tres visualizaciones anteriores de las que fue objeto en los días anteriores. Fueron tomadas cientos de fotografías aéreas de la ciudad y los pueblos del sur de Córdoba.»

Deja un comentario