aviacion zona de impacto de rayos en aviones

Pienso que todos nos hemos preguntado durante nuestra vida en algún momento si un turismo o un avión son seguros en el caso de un encontronazo de rayo.

Asimismo pienso que, en estos instantes, todos aproximadamente conocemos el efecto de la Jaula de Faraday y entendemos que estar en una jaula metálica (o cubierta de malla de bronce, en la situacion de los aeroplanos de fibra de carbono), es seguro en el caso de encontronazo de chorro.

Tormentas

Las tormentas son probablemente entre los fenómenos meteorológicos mucho más temidos para la navegación aérea. Las nubes que las constituyen reciben el nombre de cumulonimbos, y su capacitación de carácter vertical es dependiente del calentamiento del sol adjuntado con la existencia de bajas temperaturas en altura y enormes proporciones de vapor.

Dentro de un Cumuloninbo hay fuertes corrientes ascendientes y descendentes que causan turbulencias extremas, a las que se puede agregar granizo, precipitación y actividad eléctrica. Las gigantes proporciones de agua que se sostienen en suspensión dentro de la nube dan un concepto de la gran energía presente, con la capacidad de desintegrar un avión si se atreviese a traspasar en él. Para hacernos un concepto de la gran masa liquida que representa una tormenta, un Cumulonimbo con una altitud de 6 km y una anchura y longitud de 1 km –esto es, una nube de 6 km3– contendría 18.000.000 litros!

¿Un rayo puede ocasionar una catástrofe aérea?

El fuselaje de los aeroplanos y los tanques de comburente, por supuesto, cumplen estas teorías elaboradas por Faraday. Así, es viable asegurar que un rayo eléctrico no puede ocasionar un incidente aéreo por sí solo. Lo que sí puede ocasionar son daños en el radar meteorológico del avión, ubicado en el hocico de este –la carga de los rayos frecuenta moverse desde el hocico hasta la cola, donde “desaparece”–.

aviación

En este hipotético caso, el avión puede proseguir el vuelo sin inconveniente, pero los pilotos no van a poder anticiparse a adversidades comunes en un vuelo como las turbulencias, las tormentas o el granizo. Estos problemas, en cambio, sí podrían llevar a un incidente aéreo.

Pero excluyendo este improbable caso, los aeroplanos tienen la posibilidad de aguantar el encontronazo de cargas eléctricas sin inconveniente, así como las leyes de la física y múltiples especialistas en aviación aseguran. En verdad, las estadísticas prueban que todos y cada uno de los aeroplanos reciben el encontronazo de un rayo por cada cada 1.000 horas de vuelo precisamente. Y, ya hace mucho más de cincuenta años, todos y cada uno de los aguantan sin problema.

¿Qué sucede en el momento en que un rayo impacta un avión?

En muy escasas ocasiones un rayo puede producir pequeños inconvenientes en un vuelo. Por poner un ejemplo, deteriorar el radar meteorológico, producir pequeños «golpes» o señalar alguna alarma en la cabina de los pilotos y esto producirá que el vuelo deba regresar a su campo de aviación de salida oa uno alterno, pero producir un incidente, NO.

No obstante, en el momento en que una aeronave es impactada por un rayo, esta es doblegada a una revisión médica de lightning strike, donde se mira la coloración o cambio de color y el estado de los remaches. Caso de que existan cambios, se examinará la conductividad de la aeronave, se mira el estado de las antes de estática y se repara la región perjudicada.

Deja un comentario