avenida aviacion española san javier catalana

Murcia, 17 oct (EFE).- El ayuntamiento murciano de San Javier va a ser entre las ciudades aspirantes a albergar la sede nacional de la Agencia Espacial De españa, que podría posicionarse en las instalaciones del viejo campo de aviación de la ciudad, que Aena efectuó una inversión de un millón de euros solamente un año antes del cierre, en 2019, con lo que está en condiciones de abrir a inicios de 2023.

La candidatura se ha anunciado este lunes en un acto en el Palacio de Sant Esteve, sede del Gobierno regional, en el que el presidente, Fernando López Miras, ha defendido que «objetivamente» el de San Javier va a ser el más destacable de los proyectos que se muestren por albergar la sede, según los requisitos publicados el pasado 5 de octubre.

«Principios básicos de la raza humana»

El Prominente Gerente Moratinos asimismo presentó el ‘Plan de Acción de las ONU para salvaguardar los sitios religiosos: en unidad y solidaridad para un ‘culto seguro y pacífico’, creado en 2019 después de los asaltos de Christchurch en Novedosa Zelanda. Asimismo en Irak, los leales y los sitios sagrados han sufrido ocasiones bien difíciles, recuerda Moratinos.

El Plan de Acción incentiva «los principios básicos de la raza humana, la compasión y la tolerancia, para asegurar que la gente logren entrenar la fe y ver los rituales en paz». A dicho efecto, es requisito que los sitios religiosos y los sitios de culto y contemplación sean cobijos seguros.

El Holocausto y destrucción del ghetto de Varsovia

El libro de Casanova está escrito con Miguel Branicki, de quien no conocemos su biografía y no hemos encontrado novedad en ninguna parte. La una parte de Casanova se titula en el libro Polvo de Runes y la de Branicki transporta el sugerente título de Estampas polacas.

aviación

Los dos contenidos escritos se complementan, aun cronológicamente, puesto que al tiempo que el de Casanova concluye con la derrota polaca en la guerra, el 6 de octubre de 1939, el de Branicki cuenta hechos acontecidos después, como la matanza de 22.000 oficiales polacos por los soviéticos en Katyn, la persecución de la Iglesia católico polaca por los alemanes y el comienzo de las primeras matanzas de judíos por los nazis.

De esta manera enseña Branicki la apertura de los primeros campos de concentración: “Se hicieron verdaderas ciudades de la desaparición, que eran campos de concentración con cámaras de gas y hornos crematorios en los que se quemaban las víctimas. Uno de esos campos, que llegó a tener una nombra espantosa, es el de Majdanek, ubicado a unos 33 km de Lublin. Se estima que se ejecutaron cerca de 200.000 personas, la mayoría hebreos. Una valla de alambre de espino, por donde pasaba una corriente eléctrica; 14 torretas con ametralladoras y un aparato de 200 perros fieros guardaban esta metrópoli de la desaparición”. Branicki asimismo tiene relación a Auschwitz y el tema no es baladí por el hecho de que el libro está editado en 1945 y en ese instante absolutamente nadie conocía con precisión la auténtica dimensión de la catástrofe que había concepto el Holocausto. Asimismo cabe preguntarse de qué manera la obra, publicada en La capital de españa, ha podido evitar la censura del régimen de Franco, ya que el régimen había sido aliado de los nazis a lo largo de la guerra e inclusive había enviado a combatir a la División Azul adjuntado con Alemania.

Deja un comentario