Sobrevolandotrantor.com About Health & Medicine

Online sources for health information

The photo and the text can be changed by modifying the about.php file.Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat.

Dec
15

Documentos: Elogio de la ociosidad

Posted by admin

Ayer, en meneame.net publicaron el interesante blog de Carlos Tovar donde hac?a un llamamiento por las cuatro horas diarias de trabajo.

Pues bien, ya en 1935 el conocido fil?sofo y matem?tico Bertrand Russell public? un ensayo titulado “Elogio de la ociosidad”, donde instaba a aprovechar los avances tecnol?gicos para la mejora de la calidad de vida y pon?a de manifiesto la irresponsabilidad y los disparates del hombre moderno.

En ?l denuncia por ejemplo, el absurdo de aprovechar la tecnolog?a para explotar a unos pocos mientras que crece el n?mero de personas ociosas:

“Supongamos que, en un momento determinado, cierto n?mero de personas trabaja en la manufactura de alfileres. Trabajando –digamos–ocho horas por d?a, hacen tantos alfileres como el mundo necesita.

Alguien inventa un ingenio con el cual el mismo n?mero de personas puede hacer dos veces el n?mero de alfileres que hac?a antes. Pero el mundo no necesita duplicar ese n?mero de alfileres: los alfileres son ya tan baratos, que dif?cilmente pudiera venderse alguno m?s a un precio inferior. En un mundo sensato, todos los implicados en la fabricaci?n de alfileres pasar?an a trabajar cuatro horas en lugar de ocho, y todo lo dem?s continuar?a como antes. Pero en el mundo real esto se juzgar?a desmoralizador. Los hombres a?n trabajan ocho horas; hay demasiados alfileres; algunos patronos quiebran, y la mitad de los hombres anteriormente empleados en la fabricaci?n de alfileres son despedidos y quedan sin trabajo. Al final, hay tanto tiempo libre como en el otro plan, pero la mitad de los hombres est?n absolutamente ociosos, mientras la otra mitad sigue trabajando demasiado. De este modo, queda asegurado que el inevitable tiempo libre produzca miseria por todas partes, en lugar de ser una fuente de felicidad universal. ?Puede imaginarse algo m?s insensato?”

Esto se escribi? en 1935 se?ores, hace ya m?s de 70 a?os y hoy d?a la jornada de 8 horas, pese a los notables avances tecnol?gicos sigue en vigor para la mayor?a de la poblaci?n. ?Qu? est? ocurriendo? ?qui?n disfruta realmente de estos avances?. Como sentencia Russell: “hemos sido unos necios, pero no hay raz?n para seguir siendo necios para siempre.”

El ensayo completo en versi?n online o en PDF.

*3/706/13*

Comments are closed.